jueves, 16 de enero de 2014

GUISO DE TERNERA CON PATATAS

Ingredientes para 2 personas:


1/2 kg de carne de ternera a tacos
1 Cebolla grande
2 dientes de ajo
1 Zanahoria grande
2-3 patatas medianas
1/2 vaso de vino manzanilla o vino blanco
Sal y pimienta negra
1 vaso de caldo de carne
1 tomate grande
1 hoja de laurel
2 cucharadas de harina
1 vaso de agua
Aceite de oliva virgen extra
Tomillo, romero, nuez moscada y perejil


Elaboración:


Para preparar la carne, la ponemos en un bol grande, le echamos un poco de sal, pimienta, tomillo, romero, nuez moscada y perejil y removemos bien. Espolvoreamos un par de cucharadas de harina por encima y volvemos a mover. La carne tiene que quedar bien condimentada y harinada. No os preocupéis por pasaros de cantidad de harina, la que sobre quedará en el fondo del bol.

Pelamos los ajos y los picamos. Picamos las cebollas en trozos pequeños. Pelamos las patatas, la zanahoria y el tomate. Cortamos las patatas en dados rompiéndolas para que suelten el almidón, la zanahoria en rodajas finas y los tomates en cuartos.

Ponemos la olla al fuego con un chorreón generoso de aceite y echamos el ajo y la carne. Cuando los trozos de ternera estén bien dorados, apartamos del fuego, sacamos el ajo y la carne de la olla, y reservamos.

Volvemos a poner la olla al fuego y sofreímos la cebolla durante unos 10 minutos a fuego lento, en el mismo aceite donde doramos la carne. Añadimos las patatas, la zanahoria y el tomate al sofrito de cebolla. Removemos todo bien con una cuchara de madera para que se mezclen los sabores.

Cuando el sofrito esté bien dorado añadimos los trozos de carne con el ajo, una hoja de laurel y medio vaso de vino blanco o manzanilla. Rectificamos de sal y pimienta. Dejamos que la salsa reduzca un poco, unos 10-15 minutos, a fuego medio.

Cubrimos todo con el vaso de caldo de carne y el agua que necesitemos. Guisamos a fuego lento,  una hora aproximadamente, como siempre, el tiempo dependerá de cada cocina. Hay que ir removiendo de vez en cuando para que el guiso no se nos pegue. Una vez se haya reducido el líquido y la carne esté tierna, al plato, y listo!

Truco: podéis conseguir un vaso de caldo de carne calentando un vaso de agua en el microondas y añadiéndole un cuarto de pastilla de caldo. No olvidéis remover bien hasta que se deshaga antes de incorporarlo al guiso.

¡Suerte cocinillas!